TEXT 19


Llegó la noche, y con ella el momento determinado para la llegada del famoso caballo Clavileño, [...] Pero veis aquí que de pronto entraron por el jardín cuatro salvajes, vestidos de verde yedra, que traían a hombros un gran caballo de madera. Lo dejaron en el suelo y uno de los salvajes dijo:
-Suba sobre esta máquina el que tenga animo para ello.
-Yo no subo aquí - [...]
-Y ocupé las ancas el escudero -añadió el salvaje-. No hay más que torcer esta clavija que tiene Clavileño en el cuello y el los llevará por los aires a donde los espera Malambruno. Pero para que la altura no les cause mareos, los jinetes deben taparse los ojos hasta que el caballo relinche, que será señal de haber dado fin a su viaje. [...]

Cap comentari: