TEXT 10


Al principio yo me quedé muy tranquilo con su respuesta, pero luego me di cuenta de que aquello podía significar cualquier cosa, porque una cuerda podía medir lo que tu quisieras. Todo dependía de lo larga o lo corta que para ti fuera esa cuerda.
Nunca se lo he dicho a mi padre, pero ahora, cuando no sé qué hacer o cuando no sé qué decisión tomar o cuando me hago alguna pregunta que no sé cómo responderme, pienso en la longitud de esa cuerda y me siento mejor.
No mucho mejor.
Pero sí un poco. [...]

En ese momento, dejo de pensar en presente y trato de imaginar cómo serán las cosas en el futuro, cuan-do el tiempo haya pasado por ellas.
Me pregunto qué aspecto tendrá este mismo lugar durante el invierno. Imagino el césped endurecido, descolorido; las hamacas amontonadas y olvidadas en cualquier rincón, encajadas unas encima de otras. Si me concentro un poco, veo la piscina vacía, con el suelo sucio y encharcado, lleno de hojas caídas. Es una visión triste, pero hay algo en ella que me tranquiliza, no sé cómo explicarlo. [...]

Si la chica que más te gusta te llama y queda contigo para pedirte un favor, pero va y aprovecha la oportunidad para que te enteres de quién es su novio, entonces está claro que, si no quieres quedar como un tonto, tienes que ser el primero en marcharte, como si tuvieras mucha prisa por llegar a cualquier otra parte.

Cap comentari: